FotomatónBar — 03/08/2016 at 21:56

Concierto homenaje a Sabina

by

Daniel Hernández arropado por su banda formada por Zígor Marroquín al bajo, Juan Jiménez a la guitarra, Gonzalo Ariza en la batería y Valentín Spurchisi al violín, rindieron por segunda vez un concierto homenaje a Joaquín Sabina. Os dejamos con la crónica de esta última actuación redactada por Elena Rosillo y vídeos de Alfonso Menasalvas.


Sabinas hay muchos. Está el truhán de su primera etapa, junto a Krahe y Alberto Pérez en La Mandrágora, cuando su potente voz le permitía incluso arrancarse por pasodobles de sangrante y reprimida ironía. Está el corrupto por las discográficas y las grandes giras, ese al que, dice la leyenda, obligaban a fumar para potenciar el rasgado de su voz. Está el señor, el canalla, el rockero, incluso el rapero – sí, se marcó un rap junto a Manu Chao en su día, aunque ya nadie quiera recordarlo-. Y luego está el Sabina que conocemos todos. El de “19 días y 500 noches”, el de “Contigo”, el de “Y sin embargo”. Justo los temas que brillaron por su ausencia durante el homenaje que Daniel Hernández y su banda brindaron al cantautor, ubetense de nacimiento y madrileño por mérito propio.

 

 

El Sabina al que rindió homenaje Hernández, con bombín calado, camiseta a rayas e incluso un cierto parecido fisionómico que ya le viene de serie, fue precisamente el Joaquín menos conocido y más cercano al barrio en el que se ubica el ya mítico Fotomatón Bar: el tipo urbanita, poeta y hedonista que cantaba aquello de “no me despiertes, déjame dormir, aquí he vivido, aquí quiero quedarme”, en lugar de “que me lleven al Sur donde nací, aquí no queda sitio para nadie”. Pongamos que hablo de Madrid. Un tema que marcó el ecuador de un concierto extenso y tremendamente interesante en su planteamiento, enlazando al conocido músico con sus referentes literarios. Así, el coreable estribillo de “¿Quién me ha robado el mes de abril?” quedaba conectado con los últimos versos de Antonio Machado, “estos días azules y este sol de infancia”. Los “Peces de ciudad” (que, según Hernández, cantaba mucho mejor Ana Belén) recordaban a la visita de Federico García Lorca a Nueva York. También, con sus coetáneos y aquellos que hicieron del artista lo que es: a Manolo Tena (“estoy ardiendo y tengo frío”) con “Conductores suicidas” – uno de los temas con la ejecución más limpia y personal del repertorio -, a Chavela Vargas y sus 47.000 tequilas con “El boulevard de los sueños rotos”. Y, cómo no, al artista consigo mismo, representado en la faceta más pura del cantautor que traduce sus vivencias en arte. Ese don peligroso y desquiciante para muchos de ser capaz de llevar la vida a su máxima expresión de milagro continuo. “Princesas” – tema que sirvió como improvisado bis – comenzaba con la historia de aquella ex novia que, incapaz de poseer al poeta, se dio a las drogas. El violinista argentino, Valentin servía también como excusa para rememorar los viajes de Sabina por Latinoamérica. Ariel cumplía 27 años aquella noche, en el Fotomatón Bar, y también era una buena excusa para tocar otra canción.

En tiempos en los que grupos tributo se comen el espacio de aquellas bandas que dedican su tiempo a crear en lugar de a imitar, el homenaje a Joaquín Sabina sirvió como ejemplo de espectáculo – que no tributo – pensado y ejecutado con inteligencia, motivos e, incluso, narrativa. No se trataba de imitar al poeta – aunque la voz de Daniel resulta tan parecida a la de Joaquín que, en ocasiones, resultaba incluso perturbadora -, sino de entenderle y homenajearle sin caer en la parodia, aportando a los temas un carácter personal (Hernández interiorizó e hizo propia la famosa “Más de 100 mentiras”), reflexivo y creativo. Una fuerte apuesta por comprender al Joaquín Sabina más cercano, de relacionarle con su contexto, sus referentes y sus vivencias, enmarcarle en ese Madrid que todos pisamos y a todos nos acoge. Porque, cuando hablamos de Sabina, hablamos de Madrid.

¿Cuando decís que vuelven a tocar estos chicos? Es por hacerles un encargo.

 

Elena Rosillo.

One Comment

  1. Grandes musicos y grandes persona!!! El proximo no me lo pierdo

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*