FotomatónBar — 20/09/2016 at 11:38

Concierto de Salto

by

_mg_1900

Este pasado viernes pudimos disfrutar en nuestro escenario de un fantástico concierto de Salto, el primero de los que Industrias Bala programará en nuestra sala con motivo de su primer aniversario y que próximamente os anunciaremos. Os dejamos con la crítica escrita por Andrés Castaño acompañada de fotos de Alejandro del Estal.

 

Salto, música con raíz
Texto  Andrés Castaño
Fotos Alejandro del Estal

 

El motivo era de celebración. Industrias Bala celebraba un año de vida, y nada mejor que un concierto de Salto, uno de los primeros fichajes de la agencia de management que dirige Juan Santaner. La celebración tuvo un lleno indiscutible, inapelable, público general y artistas del sello entre el público como Javier Corcobado o Ana Béjar. Salto ya marca tendencia, aunque sea una tendencia que crece poco a poco pero con buena letra, en este caso con buenas melodías. Su música representa un valor firme, su potencial ya ha sido rodado y tejido a base de buenas canciones, de una banda sólida y de una apuesta que suena clásica pero con un aire muy fresco.

 

_mg_1862

 

Germán Salto permaneció años atrás en la retaguardia, porque aparecía escondido como músico acompañante de otros. Sin embargo hasta que no se lanzó en solitario, y con tan sólo un disco de debut ‘Salto’ (Industrias Bala / Gran Sol, 2015) y el single ‘Signs’ (2015) ha conseguido llamar la atención por unas melodías que rezuman música de los sesenta y de los setenta. Con la influencia de la gran música anglosajona de esas décadas. Suenan esas guitarras aguerridas y melodías cristalinas, coros celestiales.

Salto atacó con una formación de quinteto de excepción. Con las incorporaciones de Tino Veiga ‘Lebowski’, un versátil guitarrista que se lució en varias ocasiones en solos estelares (en el final de “Hold on”, por ejemplo), con Ekain Elorza a la batería, junto a dos clásicos en su formación como Utah al bajo (Juan Rodó, de The Right Ons) y Paco López ‘Morgan’ a la guitarra y los preciosos coros de Carolina de Juan (Nina Morgan). A los mandos del sonido estuvo Fernando Prieto, que sacó brillo para que el todo resultara envolvente.

 

_mg_1856

 

En esa combinación de estrellas, Salto vuela alto, bebe del clasicismo de Bob Dylan, o de Buffalo Springfield, la elegancia de Paul Westerberg y el toque de unos Byrds, en un sinfín de grandes referencias. Versionean el “Get up, Jake” de The Band y a The Long Ryders. Desgranaron al completo los diez temas de su disco de debut, espectacular el ritmo y el riff de “Ernie The Falconer”, la fuerza de “SOS” o el toque glam de “Walter Freeman”, y el single “Signs” junto a “Love Keeps dying in you” una joya susurrante que crece como la luna. Un lote de canciones que son canela fina, preciosismo, clasicismo, renovado, con el brillo añejo pero con aires actuales. Y todo entre coros celestiales y melodías luminosas: gozamos de lo lindo. Hay Salto para rato. Seguro que el siguiente salto será aún más glorioso.

 

_mg_1941

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*