FotomatónBar — 08/08/2016 at 21:18

Concierto de Emi Rap

by
Foto por Milena Martínez http://milenafotografia.com/blog/fotografia/sesion-de-fotos-con-emi-rap/
Foto por Milena Martínez
http://milenafotografia.com/blog/fotografia/sesion-de-fotos-con-emi-rap/
Con motivo de la presentación del festival Sonorama Ribera en Madrid, este viernes tuvimos sobre nuestro escenario a Emi Rap, una joven rapera madrileña que nos hizo disfrutar con sus temas y que se atrevió a abordar con desparpajo, talento y acierto una versión en clave de rap de la canción Resistiré del Dúo Dinámico


Texto: César Luquero
Vídeos: Alfonso Menasalvas

 

Noemi Laforgue solo tiene 26 años, pero lleva casi media vida escribiendo y rapeando. Siendo adolescente ya movía maquetas por cuenta propia y en 2009, como parte contratante del trío Arcades Ambo, publicó el álbum “Inconformistas” bajo la tutela sónica de Poison, miembro de los pioneros VKR. Cuando arrancó el concierto –la presentación en Madrid del festival Sonorama Ribera 2016– apenas había diez personas en la sala, pero tampoco se arredró. Pilló micro y, a capela, escupió un parlamento entintado de conciencia de clase que enseguida nos puso en situación.

Emi Rap enarbola banderas de vieja escuela. Feminista, comprometida, ajena a la ironía posmoderna, apuesta por un discurso serio y muy bien articulado que conjuga positivismo y firmeza. Sus textos tienen un peso específico caro de ver y su fraseo –clásico en sentido estricto– nunca se trompica, aunque hay momentos en los que se atisba cierto sufrimiento de cuerdas vocales, cierto castigo en su garganta.

Acompañada por Jota Lara, quien proveyó bases efectivas y tan clásicas como el rapeo de su compañera, le dio un buen repaso a “El rugido de la osa” –álbum que se puede escuchar vía Soundcloud– haciendo parada en cortes con vocación de himno como “El derecho a soñar” o “No nos representan”, este último explicitando su evidente conexión con los movimientos sociales y ciudadanos impulsados antes, durante y después del 15-M.

 

 

Dada la naturaleza de su propuesta, se echó en falta grosor en la mezcla emitida por los altavoces y hubo cierto raquitismo en los beats, pero Noemi conectó con la escasísima audiencia sin aparente esfuerzo e incluso pidió la participación de la misma en el estribillo de “Mi verdura y yo”, quizá el tema más abiertamente vintage del breve repertorio desplegado, con riff metalero incluido a la manera de Run DMC o los Beastie Boys de “Licensed to Ill”.

Siempre lúcida, esgrime argumentos que cuestionan el común heteronormativo pero también plantea una visión positiva de las relaciones entre hombres y mujeres, amagando acento ragga sobre un beat de aroma jamaicano mientras habla de amor, a las bravas y sin circunloquios. Emi dice “te quiero” alto y claro, consciente, quizá, del revolucionario contenido que dicha frase encierra en estos tiempos de cólera y confusión.

 

 

Le habían encargado que hiciera una versión del Dúo Dinámico –por aquello de que el tándem Arcusa-De La Calva es la atracción extemporánea en la presente edición del Sonorama– y ella optó por “Resistiré”. La adaptación fue más que convincente y ratificó la vieja teoría de que las buenas canciones pueden funcionar prácticamente en cualquier contexto. Un hit acuñado por dos cuarentones barceloneses en 1988 cobra sentido pleno en la voz de una rapera de extrarradio entre el sofoco nocturno del verano de 2016. Eterno y mágico retorno el de la cultura pop.

 

 

Crónica de César Luquero

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*